Cocinar con el corazón

Cocinar puede ser un tiempo para relajar nuestra mente y nutrir nuestro espíritu. El acto de cocinar inevitablemente implica pensar en lo que queremos comer, buscar los ingredientes adecuados, prepararlos y disfrutar de lo que hemos creado.

La rutina a veces puede ser cansadora…recordemos buscar la sencillez, disfrutar del momento de preparar la comida y compartirlo con nuestros seres queridos, así la comida no solo alimentará nuestro cuerpo sino también nuestro espíritu.

Antes de comenzar a preparar una comida, ponemos una música tranquila que nos guste y practicamos: inspirar y espirar varias veces para relajarnos antes de entrar en contacto con el gozo de cocinar para uno mismo y para los demás.

Dejanos tus Comentarios