Frutas desintoxicantes

Las frutas producen un efecto desintoxicante. Para aprovechar este efecto y por ser de rápida digestión es conveniente comerlas crudas y con el estómago vacío, de esta forma el organismo descansa. El cansancio crónico, pesadez y mala digestión comienzan a disminuir.

Podemos experimentar al universo entero en cada bocado de nuestra comida. Si nos concentramos en absorber la energía del alimento, obtendremos un mayor beneficio de él.

Comments are closed.